El sentido de pertenencia y la afición en el Mundial

pertenencia grupoEn esta ocasión ofrecemos una reflexión acerca del comportamiento del individuo influido por la pertenencia a un grupo. ¿Quién no se ha descubierto celebrando la victoria de su equipo?.
¿Por qué lo expresamos con tanta efusividad? A continuación analizamos la exacerbación del espíritu competitivo y la euforia ante un fenómeno de masas. El Mundial de fútbol.

En Psicólogos Málaga Psociabreu te damos las claves de  la pertenencia a un grupo y sus consecuencias:

La identificación grupal

La euforia, la expresión descontrolada de impulsos, entre ellos la agresividad, son fenómenos relacionados con la identificación grupal y el fenómeno de masas.


Puede que también te interesen estos Artículos:


La identificación con el grupo emerge de la necesidad de pertenencia. El arraigo o la necesidad de afiliación es algo natural en el ser humano. La pertenencia sana es aquella que se produce cuando un sujeto siente pertenencia pudiendo mantener sus diferencias individuales. La necesidad de pertenencia en sentido positivo consiste en el deseo de compartir creencias, ideas, valores, etc. Proviene de la necesidad del ser humano de aceptación, participación y complicidad.

El problema surge cuando se pierde la capacidad distintiva respecto al grupo, fusionando su identidad con la identidad grupal. Fenómeno ocurrido en las “masas”, agrupación que impide esta diferencia, y que conlleva comportamientos que podríamos calificar como fanatismo.

Así mismo, la percepción de un grupo rival fortalece nuestra pertenencia hacia el grupo de referencia. Pudiendo influir en la manifestación de comportamiento agresivo. El odio se desplaza aquí hacia el rival, que será objeto de la tensión generada en la competición.

grupo social

Un efecto curioso: “ganamos todos, pero pierden ellos”

El efecto de la “Complacencia en la gloria reflejada”, estudiado por Albert Harrison en la Universidad de California. De esta forma el éxito ajeno se convierte en una realización personal, aunque no estemos directamente implicados en el resultado.

Siguiendo la explicación del sentido de pertenencia, en este fenómeno se refleja la identificación social con nuestro equipo. De manera que si nuestro equipo gana un partido, también ganamos nosotros al sentirnos parte del mismo. El resultado es una ganancia en autoestima por identificación con el grupo.

No obstante, algo diferente ocurre si nuestro equipo pierde. La frustración puede desviarse hacia el exterior, permitiendo así que mantengamos nuestra identidad intacta.