¿En qué consiste la Terapia Psicológica?

terapia psicologica malaga

Las personas aprendemos distintas formas de afrontar las circunstancias que se nos presentan en nuestra vida. En base a esto, cada individuo desarrolla un repertorio básico de conductas a través de las experiencias vividas. ¿Qué es y cuándo es necesaria la terapia psicológica? Desarrollemos este punto.

Este repertorio mencionado anteriormente engloba las maneras que cada individuo tiene de hacer, pensar, responder ante determinadas circunstancias y que se han incorporado a partir de la exposición a situaciones similares en el pasado. Puesto que cada uno tenemos unas experiencias de vida distintas, también aprendemos diferentes habilidades para enfrentarnos a las circunstancias que se van presentando.

Los problemas psicológicos surgen cuando la persona no ha aprendido comportamientos adecuados para manejar determinadas situaciones en las que participa. Son intentos de adaptación al entorno que no son adecuados y que por lo tanto generan malestar en la persona. Por lo tanto, igual que hemos aprendido estos comportamientos, podemos desaprenderlos y aprender otros alternativos que sean mas saludables, en la medida que no provoquen malestar a la persona. Aquí es donde aparece la función del psicólogo.

que es la terapia psicologica

 

¿Cuál es el papel del psicólogo?

El psicólogo debe detectar los comportamientos problemáticos, modificarlos o eliminarlos y crear otros comportamientos más adecuados para adaptarse un individuo a su entorno sin que le genere malestar.

Debe dar una explicación de esos comportamientos problemáticos explicando su origen y por qué se mantienen y, a partir de ahí, utilizar los principios del aprendizaje para modificar dichos comportamientos. Estos principios han sido comprobados científicamente para producir cambios de conducta.

Una vez que se han detectado y generado una hipótesis explicativa de los comportamientos problemáticos, se aplican las técnicas de modificación de conducta para generar cambios en la conducta de la persona en cuestión. Estas técnicas de intervención han sido avaladas científicamente y se basan en los principios del aprendizaje ya mencionados anteriormente.

¿Qué es la terapia psicológica?

Es el medio a través del cuál los psicólogos llevan a cabo los procedimientos y las técnicas necesarias para modificar los comportamientos problemáticos y mejorar la calidad de vida de la persona que llega a consulta.

Puesto que los problemas psicológicos son problemas de comportamientos y éstos se adquieren en la interacción con el entorno que nos rodea, de la misma manera, los cambios en estos comportamientos implican procesos de aprendizaje.

En la terapia, el psicólogo analiza el caso y diseña una intervención individualizada, creando condiciones de aprendizaje nuevas y a través de las cuales se aprendan estrategias de afrontamiento más saludables para la persona. Para que este aprendizaje se pueda dar necesitamos un papel activo del cliente en la terapia. Se necesita que éste participe y se comprometa con la intervención diseñada y que ponga en práctica las pautas dadas por el psicólogo en consulta. En caso de que no se consigan estas premisas, probablemente no se consigan los objetivos.

Fases de la Terapia psicológica

La terapia psicológica se lleva a cabo en varias fases, que dependen de las características de cada caso. La duración de cada una de las fases depende de varios factores como la implicación de la persona, la complejidad del caso, dificultades del entorno, el tiempo que se lleva con el problema…

Fase de Evaluación

En esta fase se concretan y especifican los comportamientos problema, se indaga sobre sus orígenes y sus factores mantenedores. Para recoger esta información se utiliza la entrevista, autorregistros y algunos cuestionarios. Con estos datos hacemos lo que los psicólogos llamamos Análisis Funcional del caso y en base al cual diseñaremos la intervención.

Devolución del Análisis Funcional.

Se le explica a la persona el origen del problema, por qué ha llegado a la situación en la que se encuentra, y qué mantiene el problema. En base a este Análisis del problema se diseña la intervención y se concretan unos objetivos de actuación concretos e individualizados.

Fase de intervención.

Durante esta fase se llevan a cabo los objetivos diseñados previamente. Esto consiste en enseñar a la persona las herramientas necesarias para que pueda hacer frente al problema en el que se encuentra, de una manera más adecuada y saludable para ella. Se utilizan los principios y las técnicas de la Psicología del Aprendizaje para modificar los comportamientos inadecuados y enseñar otras funcionalmente equivalentes que sean más beneficiosas para la persona.

Fase de mantenimiento o seguimiento.

En esta esta fase las sesiones se espacian en el tiempo progresivamente. Cuando se empieza a distanciar las sesiones es porque se han alcanzado todos los objetivos propuestos. En estas sesiones de seguimiento lo que se pretende es supervisar que se están manteniendo los cambios adquiridos, y además que se están generalizando a distintos contextos y situaciones. Esto tiene una función preventiva de vuelta al problema que trajo a consulta.

Cada caso es único y debe ser analizado e intervenido de forma individualizada. Si hay algún problema que te esté generando malestar y no consigues solucionar o superar, pide ayuda a un profesional de la psicología clínica. En PsicoAbreu disponemos de psicólogos de todas las especialidades dentro del ámbito de la psicología clínica.