A quienes discutieron ayer

Desde Psicólogos Málaga PsicoAbreu queremos enfatizar lo interesante de conocer nuestro estilo de afrontamiento ante situaciones conflictivas. Es el caso de las discusiones de pareja.

Conocer nuestras estrategias de afrontamiento y explorar otras nuevas nos ayudará a manejarnos ante el conflicto. El autoconocimiento siempre nos ayuda a responsabilizarnos de nuestras decisiones, confiar en nuestra capacidad y aprender de los errores.

Nuestro estilo de comunicación nos abrirá puertas, y cerrará otras. Por ejemplo, si nos comunicamos de forma agresiva, estaremos promoviendo una actitud defensiva en el otro, de forma que se perderá imparcialidad y nuestro objetivo se verá transformado. Cuando el trasfondo de una interacción se basa en la lucha de poder, estamos impidiendo llegar a un acuerdo compartido y esto impide una resolución equilibrada. A la larga puede ocasionarnos consecuencias desagradables.
Un estilo pasivo, sumiso, conllevará que no alcancemos nuestros objetivos, favoreciendo el sentimiento de indefensión. A la larga conlleva frustración y rabia.


Para saber más:


Según el nivel de comunicación que estemos atendiendo, el desarrollo de la conversación puede volverse confuso, un diálogo puede transformarse en un intercambio de movimientos de ataque y defensa.

Comunicarnos de forma clara y directa, respetando nuestro deseo y teniendo en cuenta las necesidades del otro, siempre nos ayudará a buscar soluciones comunes. A la larga, nos ayudará a experimentar un sentimiento de coherencia con uno mismo, y mayor nivel de conexión con los demás.

Si lo que queremos es compartir juntos el trayecto…

Nuestra psicóloga en Málaga recuerda la importancia de la actitud flexible, la defensa de tus necesidades sin descuidar las del otro, así como considerar la posibilidad de diferentes puntos de vista.

En ocasiones respondemos invadidos por la emoción, sin permitir un espacio entre lo que sentimos y nuestras posibilidades de actuación. Por ejemplo, si en medio de la discusión, logras cierta distancia con la sensación de frustración, puedes conectar con lo que realmente te beneficia, entender lo que el otro te está pidiendo y aprovechar la oportunidad que te ofrece la conversación.