Aumento de casos de ansiedad y depresión tras el COVID-19

¿Por qué aumentan los casos de ansiedad y depresión tras el COVID-19?

ansiedad y depresión covid-19

Los efectos post-COVID en salud mental serán muy notables entre la población. Claramente hay un aumento de los casos de Ansiedad y Depresión de las solicitudes que demandan atención psicológica. Además, muchos relacionados con los efectos del confinamiento.

Se ha generado un miedo hacia lo desconocido y un gran impacto social, sanitario y económico. Algo que marcará un antes y un después en salud mental a nivel mundial.

Son varios los factores que pueden influir en esto tales como:

  • Sobreinformación o noticias falsas

    Estar continuamente buscando información en los distintos medios de comunicación puede llevarnos a manifestar síntomas relacionados con la ansiedad. Lo que puede acabar dando lugar a un miedo intenso a contagiarnos. También puede manifestar pensamientos catastróficos del tipo “todo saldrá mal” o “no habrá solución” e incluso no querer salir de casa, a pesar de poder hacerlo, por no sentirnos seguros. Esto puede conllevar al síndrome de la cabaña. Si estamos continuamente prestando atención a ello y dejando de hacer actividades distintas a mirar noticias, fomentamos el hecho de poder desarrollar de esta forma algún tipo de trastorno de ansiedad.

  • Aislamiento social

    Al no poder dar besos y abrazos es importante mantener contacto social con nuestros seres queridos. A través de los medios que tenemos, tanto videollamadas o llamadas telefónicas, por ejemplo, podemos caer en un aislamiento social que nos lleve posteriormente a tener un estado de ánimo bajo y depresión.

  • Condiciones laborales

    La incertidumbre relacionada con la situación laboral, tanto en trabajadores como empresarios puede conllevar a situaciones de ansiedad anticipatoria relacionada con no saber qué futuro nos espera. Aquí hay que tener en cuenta que, al haber atravesado una crisis económica recientemente, si hemos tenido experiencias negativas relacionadas, éstas generarán recuerdos y emociones desagradables.

  • Ruptura de pareja

    Durante el confinamiento, se están produciendo rupturas de parejas y esto genera más ansiedad y depresión en ambos miembros.

  • Empeoramiento de patologías mentales previas

    Como consecuencia tanto del aislamiento como de los protocolos de higiene que debemos mantener en todo momento además de otros factores, algunas personas sienten haber empeorado. A lo largo de todo este proceso,  la situación de confinamiento ha llevado a vivir de forma muy intensa cada una de las consecuencias de la transmisión de la enfermedad. Es por ello que trastornos como, por ejemplo, el trastorno obsesivo compulsivo por contaminación se haya hecho muy notable en este periodo de tiempo y hayan empeorado los casos ya existentes. Se han podido ver reforzadas conductas que ya tenían anteriormente como, por ejemplo, el lavado compulsivo de manos.

  • Mala gestión del duelo

    Debido a las circunstancias y a los factores de contagio por el coronavirus, no se está realizando un duelo en el que conlleve todas sus fases. Esto puede generar un aumento de los casos relacionados con problemas de estado de ánimo entre familiares y amigos de los fallecidos en el periodo del estado de alarma.

  • Aparición de otras patologías tales como fobias, estrés postraumático, somatizaciones, etc

Importancia de acudir al psicólogo ante los casos de ansiedad y depresión post-COVID

importancia psicologo covid-19

Ante todo lo anterior, es muy importante identificar si se trata sólo de un periodo en el que hemos estado algo más susceptibles por el cambio brusco que hemos tenido. Si por el contrario esto afecta a las diferentes áreas de nuestra vida, de tal forma que los miedos o la incertidumbre nos limiten a seguir el día a día, podemos plantearnos acudir a terapia.

Si ahora que podemos salir a la calle a hacer deporte o pasear, notamos que estamos hipervigilantes para no contagiarnos y no nos atrevemos a hacerlo hay que analizar por qué. Es importante ver si esto influye de una forma intensa. Ya sea en nuestro sueño, apetito, relaciones sociales, trabajo, pareja o cualquiera de los hábitos que teníamos anteriormente. Si es el caso, tenemos que plantearnos el hecho de consultar con un profesional de la psicología.

¿Cómo saber cuándo acudir?

Es normal necesitar un periodo de adaptación. Y que, al principio, después de haber estado en casa tantos días, nuestra percepción haya cambiado o nuestra incertidumbre siga ahí. Ahora bien, si esto nos genera un nivel de ansiedad muy alto o bien cambios de humor frecuentes o bajo estado de ánimo de manera que sean incapacitantes para seguir con nuestra vida diaria,  habría que contar con ayuda profesional psicológica.

Es muy importante tomar una actitud positiva o resiliente hacia los problemas. Aun así, no hay que alarmarse si durante un periodo de tiempo se necesita ayuda psicológica puesto que es algo totalmente normal. A menudo, hay personas que piensan que son capaces de abordar sus problemas por sí solas. Sin embargo, en ocasiones,  sólo están prolongando el problema o haciéndolo más intenso si no buscan ayuda profesional habilitada.

Continuamente se nos envían mensajes positivos de “tú puedes”, “se valiente” “no te vengas abajo” que pueden llevarnos  a la frustración por no poder conseguirlo. Debemos tener clara una cosa y es que tenemos derecho a sentirnos tristes o ansiosos. Y que en ocasiones como, por ejemplo, la que estamos viviendo como es una pandemia, es muy normal tener emociones desagradables.

Ahora bien, no es necesario soportar aquello que no sabemos manejar. Buscar ayuda profesional es la clave para poder manejar estas y otras muchas situaciones que se nos presentarán a lo largo de la vida. Nuestro equipo de psicólogos en Málaga cuenta con las técnicas más vanguardistas para ello. Además, también podrás consultar tus problemas con nuestro psicólogo online.