¿Conoces el Síndrome de Tourette?

El Síndrome de Gilles de la Tourette es un trastorno neurológico con una prevalencia del 3% pero, realmente, ¿conoces el Síndrome de Tourette? ¿Podrías identificarlo?  Es importante poder responder a estas preguntas para un diagnóstico precoz si nos encontramos ante un caso de Tourette y una mejor evolución del trastorno.

Este trastorno se inicia en la infancia y se caracteriza por presentar una serie de tics. ¿Si mi hijo tiene algún tic significa que tiene este síndrome? La respuesta es que no, para ello tiene que cumplir una serie de parámetros. En la infancia puede verse en algunos niños o adolescentes algún tipo de tics con relativa frecuencia, pero van desapareciendo al poco tiempo. Si estos tics se mantienen durante al menos un año, entonces habría que consultar a un especialista, neuropediatra. Además, deben darse conjuntamente tics motores y fónicos.

Los tics son movimientos estereotipados, repetitivos e involuntarios. En el síndrome de Tourette, como se mencionaba anteriormente, aparecen tics motóricos, asociados a movimientos del cuerpo y tics vocales o fónicos, son ruidos que puede hacerse con la boca.  Dentro de estos tics se pueden clasificar en tics simples y complejos. Algunos tics motóricos simples serían, parpadeo o muecas, mientras que los tics más complejos implican varios grupos musculares. Por otro lado, los tics vocales simples pueden ser un carraspeo o grito, los más complejos pueden incluir el uso de palabras o frases.

Por ser el más llamativo, se ha dado a conocer el síndrome de Tourette por un síntoma de tics vocales complejos que implica el uso de palabras o frases obscenas, la Coprolalia. Lo cierto es que este síntoma solo aparece en un 10% de los casos y ha llevado a la estigmatización del síndrome.

Comorbilidad con otros trastornos

En ocasiones la identificación del síndrome de Tourette resulta compleja al concurrir con otros trastornos con características que pueden llegar a solaparse. Lo que puede complicar tanto su diagnóstico como la aplicación de un tratamiento eficaz de forma temprana. Entre estos trastornos se encuentran:

 _________________________________________

Otros artículos de interés:

Las claves para la detección del TDAH

Cómo se trata a una persona con Trastorno Obsesivo Compulsivo

¿Qué es la Ansiedad? ¿La Ansiedad mata? ¿Para qué sirve la Ansiedad?

____________________________________________

Tratamiento

El síndrome de Tourette no tiene cura hoy en día, pero sí que se puede ayudar a controlar y reducir sus síntomas, los tics. Esto es posible mediante la combinación de medicación y terapia cognitivo-conductual.

Este síndrome es poco conocido, teniendo un impacto social negativo, por lo que son muchos los menores que se sienten incomprendidos. Esto lleva en numerosas ocasiones, a la burla, el acoso escolar, la humillación y como resultado en aquellos que tienen esta afectación, una mermada autoestima. Uno de los trastornos más comunes con los niños, adolescentes e incluso adultos, que tienen este trastorno, son los trastornos emocionales, baja autoestima, así como sintomatología ansiosa y/o depresiva. Por todo ello, es importante no solo poner el foco en la reducción de los tics, sino también en las situaciones estresantes que rodean a la persona que tiene el síndrome de Tourette que pueden estar empeorando los tics de manera indirecta.

Si bien en muchas ocasiones estos síntomas al pasar la infancia y adolescencia desaparecen, en algunas ocasiones se cronifican llegando a mantenerse en la edad adulta. Los tics varían en cuanto a frecuencia y tipo con el paso del tiempo. Sin embargo, resulta clave para su tratamiento la identificación de los tics y las sensaciones, emociones o situaciones que pueden ser desencadenantes para la aparición del tic.

Se ha demostrado que los tics aumentan en frecuencia e intensidad ante situaciones estresantes que puedan generar síntomas de ansiedad y con ello la pérdida de control del individuo. Como consecuencia los síntomas se disparan y pueden mantenerse durante un tiempo, minutos, horas e incluso días, hasta poder volver a la calma. Es por ello, tan importante el tratamiento cognitivo-conductual que permita tener el control de la situación y anticiparse antes de la aparición de los tics, para el establecimiento de técnicas cognitivas y conductuales eficaces, como las conductas incompatibles.

En PsicoAbreu disponemos de psicólogos en Málaga especializados en el síndrome de Tourette y otros trastornos del neurodesarrollo que podrán ayudarte a la identificación y tratamiento de este trastorno. También podrás consultar tu caso con nuestro psicólogo online de forma virtual sin moverte de casa.