Ómicron: ¿Cómo afecta psicológicamente y qué puedo hacer?

Con el crecimiento de la variante Ómicron y la nueva implementación de medidas restrictivas parece que casi tras dos años de pandemia todo sigue igual. Por suerte, esto no es así y, gracias a la vacunación masiva, al menos el número de casos graves ha descendido drásticamente, aunque no es así con los contagios.

COVID 19 – Variante Ómicron

Ómicron se sitúa como el nuevo villano mejorado de un enemigo anterior; es como si fuera una caricatura de variantes anteriores y no por no ser altamente contagioso, sino por algo que desde la psicología se conoce como exposición. Para explicarlo con un ejemplo, en esto se basa el cuento de Pedro y el lobo; si cada día saltan alarmas nuevas, si cada nueva noticia es terrible y catastrófica, entonces nada lo es. Con el inicio de la pandemia, mucha gente entró en pánico, era algo para lo que nadie estaba preparado; se colapsaron hospitales, nos confinamos y nos protegimos. Pero ¿y ahora qué? Se ha cumplido con las nuevas normas regidas por la situación pandémica (generalmente) y, sin embargo, el mensaje que recibimos es exactamente el mismo que hace 2 años.

variante ómicron

Conforme han ido pasando los meses, todos hemos pasado por nuestro propio proceso terapéutico basado en la desensibilización sistemática y la inundación. Hemos pasado del miedo a la desesperanza y hemos llegado a un punto incluso de pasotismo absoluto. Al igual que sucede con las fobias específicas, si te dan miedo las serpientes y acabas exponiéndote, primero con una fotografía, luego entrenamiento en imaginación, hasta el punto de tener una serpiente delante en su terrario, podrías llegar incluso a tener una serpiente encima sin que se active tu sistema de alarma.

¿Qué puedo hacer ante esta situación?

A pesar del desgaste, fatiga mental y agotamiento ante tanta información diaria sobre esta enfermedad, a día de hoy el miedo al COVID-19 y a su crecimiento reciente sigue afectando a nuestra salud mental. Para ello,  vamos a describir algunos consejos que nos ayuden a gestionar esta situación adecuadamente:

1 – Utiliza información real sobre ómicron

Aquí podemos abarcar varias líneas de trabajo. Por un lado, es lógico querer estar informado pero a día de hoy los canales de información quizás no obtengan un porcentaje muy alto de fiabilidad. Por ejemplo, los informativos que machacan una y otra vez la misma información e incluso las llegan a hacer contradictorias unas con las otras o en redes sociales con el pensamiento y conversaciones del tipo  “yo conozco a alguien que dice que…” . Esta situación en psicología se conoce como sesgo de confirmación; si yo creo algo, voy a buscar todo lo que corrobore mi versión, omitiendo la información que no me interesa. Por lo tanto, si quieres estar informado puedes basarte en otros canales de mayor fiabilidad, como la ciencia o canales oficiales.

Por otro lado, si nos encontramos en una búsqueda de información constante, debemos tener cuidado con la infoxicación y con la idea de pensar que cuanta mayor información tenga mejor me encontraré. De hecho, nuestra protección frente al virus seguirá siendo la misma pero la sensación de riesgo aumentará innecesariamente. Así que recuerda tener cuidado con la información no contrastada y con la posible infoxicación.

2 – El humor mejora tu bienestar emocional

El humor en general, como el sarcasmo o la ironía, es muy beneficioso para nuestro bienestar emocional y psicológico. Al igual que las redes sociales y los grupos de WhatsApp nos pueden hacer caer en la infoxicación mencionada anteriormente, también nos pueden sacar una sonrisa. Comediantes como Ignatius Farray no andan desencaminados cuando dicen que “la cara opuesta de la risa no es el llanto, es el miedo”. De este modo, podemos mantener a raya nuestros miedos y preocupaciones a través del humor y beneficiándonos así en nuestro bienestar.

3 – Ya has pasado por esto anteriormente

La experiencia es un grado suelen decir y es cierto; comprobar que a pesar de todas las dificultades, de todo el pánico colectivo, de todas las medidas requeridas nos hace ser resilientes. Resiliencia es una palabra que se ha puesto de moda en esta época tan complicada pero que en los momentos críticos a todos se nos olvida;  tras una caída, nos levantamos. Por fuerte que nos embista la vida, el COVID-19 o cualquier situación difícil que estemos pasando, nos levantamos y seguimos luchando. Acuérdate de todo por lo que hemos pasado estos dos últimos años y trata de buscar esos momentos divertidos dentro del caos. Como esa videollamada que te alegraba el día o ese tiempo para estar juntos y en familia cuando se paró todo. Trata de buscar las cosas positivas en lugar de centrarte en “lo mal que está todo”.

variante ómicron

4 – Trabaja en ti mismo

Haz un trabajo de introspección y busca dentro de ti tus emociones y pensamientos; el miedo es una respuesta adaptativa de supervivencia y muy asociado a ello se encuentra la ansiedad. Sin embargo, existen momentos en los que somos nosotros los propios generadores de esta ansiedad. Acepta tus emociones y trabaja tus pensamientos realizándote las preguntas correctas: ¿Es realista este pensamiento? ¿Estoy basando mis pensamientos en hechos o en sentimientos? ¿Existe alguna evidencia que apoye esta idea? ¿Podría estar malinterpretando una posible evidencia?

5 – Tu salud es lo primero

Ante la creciente nueva ola con la variante ómicron y con el invierno de por medio, además del COVID-19 han vuelto a aparecer la gripe y los resfriados comunes. No obstante, si tienes síntomas como fiebre, dificultades respiratorias, pérdida de gusto y olfato… lo lógico seria pensar que nos hemos contagiado de la nueva variante; contacta con tu servicio de salud y sigue sus indicaciones.

Sin embargo, debemos tener en cuenta la saturación que existe en estos momentos por los numerosos nuevos contagios y hacer consultas superfluas o sobreprotegerse lo único que conlleva es entorpecer más aun los servicios de atención sanitaria. Lo que sí está en nuestra mano es cuidar de nosotros mismos con las cosas que ya sabemos por experiencia que pueden darnos ese plus a nuestro sistema inmunitario para hacernos más fuertes y resistentes. Mantener hábitos como son: una buena higiene, dormir las horas adecuadas, mantener una dieta sana y equilibrada, hacer ejercicio y mantener aunque sea por vía telefónica el contacto social son las claves para reforzar nuestro sistema inmunológico.

6 – Ómicron también puede afectar a tu salud mental

Con estos consejos puede que se haga más llevadera esta nueva ola. No obstante, no debemos restar importancia a la salud mental. Puede que incluso cumpliendo con esto te veas superado/a por la situación actual, aparezcan la ansiedad o la depresión en situaciones de contagio en primera persona o de familiares a los que pretendíamos visitar por estas fechas. En PsicoAbreu contamos con un equipo de profesionales a tu disposición que te ayuden en este difícil proceso. Si estás leyendo esto y crees que necesitas coger las herramientas necesarias para gestionar adecuadamente y cuidar tu bienestar, podemos ayudarte.

5/5 - (209 votos)