Embarazo psicológico

¿Qué es un embarazo psicológico?

La Pseudociesis o embarazo psicológico es un trastorno psicológico que afecta, sobre todo, a aquellas mujeres que experimentan un fuerte deseo de ser madres.

embarazo psicologico

Síntomas del embarazo psicológico

La mujer con embarazo psicológico comienza a experimentar los mismos síntomas de un embarazo normal, a pesar, de que no existe un embarazo como tal.

Entre los síntomas más frecuentes se dan:

  • Problemas para dormir.
  • Nauseas.
  • Antojos.
  • Amenorrea o desaparición de la menstruación.
  • Incremento del tamaño de las mamas.
  • El cuello del útero de ablanda.
  • Ombligo sin la inversión característica del embarazo real.
  • Las areolas mamarias aumentan su tamaño y se oscurecen.
  • La piel se oscurece.
  • Incremento del volumen del abdomen.
  • Incremento significativo del apetito y del peso
  • Aumento en la curvatura de la columna vertebral en la zona lumbar.
  • Desequilibrios hormonales que pueden llegar a dar falsos positivos en los tests de embarazo.

Causas del embarazo psicológico

Existen una serie de variables de riesgo para que se origine un embarazo psicológico:

  • Fuerte deseo de ser madre, principalmente en mujeres pre-menopáusicas, que tienen problemas de fertilidad, historial de abortos o que han perdido hijos.
  • Depresión.
  • Problemas de pareja, asociados a la idea de que tener un hijo puede ser la solución.
  • Miedo a un embarazo real.
  • “Contagio social” al haber alguien del entorno embarazada. También puede aparecer en algunos hombres, cuando su mujer se queda embarazada (síndrome de Couvade).

Las mujeres con embarazo psicológico poseen fuertes creencias sobre la existencia de un embarazo real, hasta tal punto que llegan a somatizar los síntomas, es decir, que experimentan físicamente los mismos síntomas del embarazo real. A pesar de que las pruebas y exploraciones médicas descartan la existencia de un feto.

embarazo¿Existe tratamiento para el embarazo psicológico?

Lo primero que se debe hacer es descartar el embarazo real. En ocasiones, esto es suficiente para que los síntomas desaparezcan.

En aquellos casos en los que persistan los síntomas del embarazo psicológico, podrían existir otras alteraciones psicológicas de fondo, como dependencia emocional o depresión, entre otras. Para estos casos, se recomienda la búsqueda de atención psicológica especializada.

Embarazo psicológico
5 Estrellas en 12 votos

¡Si te gusta, comparte!
Facebook Psicólogos Málaga PsicoAbreu
Facebook Psicólogos Málaga PsicoAbreu
Youtube Psicólogos Málaga PsicoAbreu
Youtube Psicólogos Málaga PsicoAbreu
Instagram Psicólogos Málaga PsicoAbreu