ASERTIVIDAD Y ESTILOS DE COMUNICACIÓN

La asertividad es la capacidad que nos ayuda a expresar nuestros derechos, ideas, necesidades, opiniones y sentimientos de manera directa, clara y honrada.  Hace que nos respetemos tanto a nosotros como a los demás, así como no dejarnos manipular y tampoco manipular a los demás.

Hace referencia las habilidades sociales que poseemos, a la forma de responder ante los conflictos y a la manera de relacionarnos con los demás. Cabe destacar también que la asertividad está muy ligada al desarrollo de una buena autoestima, pues cuando estamos seguros de nuestra valía y de nosotros mismos, ejerceremos nuestros derechos y lo llevamos a la práctica en la vida diaria.

Existen tres estilos de conductas (sumisa, agresiva y asertiva). Cada una de ellas hace referencia a la forma en la que nos comportamos, sentimos y pensamos ante los diferentes momentos a los que hacemos frente.

Los seres humanos no somos totalmente agresivos, sumisos o asertivos, sino que tenemos ciertas predisposiciones o inclinaciones que pueden variar a lo largo de nuestra vida.

Veamos las características de estos tres patrones de conducta.

Características de los patrones de conducta

Estilo pasivo

asertividad-pasivo

Está relacionado con la sumisión. Es decir, no defienden sus derechos e intereses personales. Suelen ser personas muy empáticas con los demás, con miedo a la disputa o al juicio por parte del resto de personas. Lo que se traduce en evitación y conductas de sobreadaptación.

Es resumen, anteponen los intereses de los demás por encima de los suyos.

Tienen dificultades para participar en las conversaciones y decir lo que opinan, pueden bloquearse en situaciones de conflicto y les es difícil marcas límites, decir que “no” o expresar su molestia.

A nivel corporal, podemos observar que utilizan un volumen de voz bajo, se presenta una dificultad para expresarse, se puede permanecer en silencio por no saber qué hacer o decir, así como evitar el contacto ocular y estar tenso a nivel postural.

Todo esto repercute y tiene consecuencias como la pérdida de autoestima, sentimientos de incomprensión, manipulación o impotencia. Fruto de la acumulación de tensiones, estas personas pueden tener manifestaciones de agresividad incontrolables.

Estilo agresivo

Defiende en exceso sus derechos e intereses sin tener en cuenta lo de los demás. Tienen dificultades parasertividad agresivoa hacer frente o afrontar determinadas situaciones o conflictos, puesto que pueden percibir como un ataque lo que otras personas les digan.

A nivel de lenguaje, puede hacer uso de expresiones tajantes como: “tienes que…”, “debes de…”, “no te voy a permitir que..”, interrumpiendo el discurso de la otra persona y mandando.

A nivel corporal, podemos observar un tono de voz elevado, pudiendo interrumpir, atacar con desprecios o ironías, o en casos extremos, amenazar o insultar. Suelen estar tensos y tener un contacto ocular retador.

Todo esto repercute y tiene consecuencias como una bajada de autoestima, sensación de soledad, ansiedad y hostilidad creciente.

Personas asertivas

asertividadConocen sus derechos y los defienden, respetando los de los demás. Son capaces de expresar sus sentimientos, ideas y opiniones, de forma honesta y clara. Saben decir que no, poner límites, pedir aclaraciones, realizar peticiones y resolver conflictos de forma en la que se respeten todas las partes.

Sienten que tienen el control, se sienten respetados y valorados y esto se traduce en una buena autoestima.

A nivel corporal, podemos observar que son sujetos que miran a los ojos de frente mientras hablan y tienen posturas de cercanas, de firmeza y seguridad, así como un volumen, ritmo y expresividad adecuadas al mensaje que quieren transmitir.

Para ser asertivos, primero tenemos que conocer nuestros derechos

Tienes derecho a:

  • Ser tratado con respeto y dignidad
  • No responsabilizarte de los problemas de los demás
  • Tener y expresar tus sentimientos y opiniones
  • Rechazar peticiones y decir “no” sin sentirte culpable
  • Ser escuchado y tomado enserio
  • Estar solo aún cuando los demás deseen tu compañía
  • Cambiar
  • Cometer errores
  • Decidir sin presiones
  • Elegir que hacer con tu tiempo, cuerpo y propiedad
  • Intentar cambiar lo que no te satisface
  • No justificarte
  • Fracasar
  • Ser tú mismo y no ser perfecto
  • Pedir ayuda
  • Establecer tus prioridades y tomar tus propias decisiones
  • Hacer cualquier cosa sin violar los derechos de los demás

¿Cómo podemos ser más asertivos?

Existen diferentes tipos de técnicas para entrenar nuestra asertividad.

Aquí os mencionamos algunas de ellas:

  • Técnicas de reestructuración cognitiva
  • Entrenamiento en habilidades sociales
  • Técnicas de reducción de la ansiedad
  • Técnicas en resolución de problemas

Mediante estas técnicas, puestas en práctica a través de la terapia psicológica, puedes mejorar tu capacidad de comunicación. Además, te ayudará a fomentar tu autoestima.

Si te has identificado con algunos de estos estilos de conducta y deseas aprender a ser mas asertivo, llevándolo a la práctica, en Psicólogos Málaga Psicoabreu contamos con especialistas que te enseñarán, entrenarán y darán herramientas que  desarrolles una sana asertividad y mejores tu autoestima.

  

5/5 - (107 votos)